"Queríamos ser mejores en lugar de ser más grandes, así que cambiamos a una raza diferente"

La familia Reynolds tiene una granja en Kent, Reino Unido. El cambio al VikingRed ha puesto sus ganancias, su queso y su estilo de vida en un camino ascendente.
 
Todo lo que Steve y Karen Reynolds han logrado en su granja cerca de Staplehurst en Kent lo han construido con sus propios esfuerzos. Esto no solo ha hecho que la pareja preste especial atención a la rentabilidad de su granja, sino que también ha asegurado que no pierdan de vista el estilo de vida que se propusieron desde el principio. Su reciente decisión de incorporar las vacas VikingRed a su rebaño se tomó con la mira en los objetivos financieros y en el estilo de vida. Piensan seguir en esta línea hasta que todo el rebaño sea VikingRed. 
Con dos hijos, Frank (23) y Archie (18), que recientemente se unieron al negocio, todos los miembros de la familia concuerdan en mantener la granja en un tamaño manejable. Ellos estiman que un rebaño de ordeño de 100 cabezas y un próspero negocio de quesos artesanales es más que suficiente para darles el estilo de vida que desean y evitar la necesidad de emplear ayuda extra.

El camino a las actuales circunstancias no fue a través de una ruta convencional, ya que ni Steve ni Karen tuvieron la suerte de heredar una granja.
“Solo me quedaba una cosa por hacer tras haber desarrollado cierto interés al ayudar en la granja de mi tío en Somerset. Entonces, cuando dejé la escuela, tenía dos opciones: ir a la universidad agrícola u obtener un trabajo para poder ganar suficiente dinero y comprar mi propia granja", dice Steve.

Optó por lo último, comenzando como un chico del té en la Bolsa de Londres a fines de la década de 1970 y abriéndose paso para convertirse en comerciante de futuros, con lo que continuó durante 13 años más.

Para 1990 estaba listo para invertir en un negocio y compró la granja Iden Manor (96 acres y una casa). Pero el negocio tuvo un comienzo vacilante con un aumento en el costo de la cuota de leche y las tasas de interés. "Trabajé durante algunos años más para ayudar a asentar el negocio y no fue hasta 1995 -después de un período con vacas nodrizas- que finalmente empezamos a ordeñar ", dice.

Un nuevo comienzo

La compra de 50 Holsteins fue el comienzo del proceso y, a principios de la década del 2000, la pareja ya había aumentado cifras con 140 ordeñadores para producir 11,000 litros con 3.6% de grasa y 3.1% de proteína. Una compra de tierras en 2003 agrandó el tamaño de la granja a 100 acres, pero el negocio estaba sufriendo la caída extrema del precio de la leche.

"Podríamos haber seguido incrementando el número de vacas, pero ¿cuál es el punto de producir leche solo porque sí? ", dice Steve. En lugar de eso, la pareja prefirió asegurar precio de su leche y su futuro mercado, por lo que buscaron la opción de hacer queso.

Steve realizó un curso corto en 2007.  la pareja fundó Kingcott Dairy y comenzó a hacer queso dos años después. "Lo difícil es encontrar la receta correcta y hacerla consistente, y finalmente se nos ocurrió el queso azul Kentish", dice Karen.

El queso se distribuyó a través de mayoristas locales, principalmente tiendas delicatessen y granjas en Londres y Kent. Desde que Frank se unió a la granja en el año 2015 ha contribuido a la línea de productos mediante el desarrollo de su propio queso blando llamado Kingcott Blue.
Pasión por la genética

Con Archie ahora también a bordo y su gran interés por la genética, la familia comenzó a abordar las preocupaciones que tenían sobre la raza Holstein.
"Las Holstein realmente no eran adecuadas para la fabricación de queso y queríamos más grasa y proteína para mejorar la producción y el sabor del queso", dice Frank.

"Evaluamos los pros y los contras de razas diferentes, pero descartamos el frisón, Ayrshire y Guernsey, en gran parte por su limitada variación genética", dice Steve.
Después de una aventura con el Brown Swiss, que resultó "demasiado testarudo, pateó al rebaño e intimidó a otras vacas", la familia dirigió su mirada hacia VikingRed.

"Pudimos ver la cantidad de investigación que se había dedicado a su salud y calidad de la leche, así obtuvimos el primer lote en 2016", dice Frank.
"Eran más pequeñas, más robustas y poderosas que las Holstein, aunque la ventaja inmediata fue el cambio general en la calidad de la leche y la producción del queso que fue notable desde el primer día, a pesar de tener solo 21 vacas en el rebaño", dice Steve.

Frank viajó a Dinamarca al año siguiente y compró 15 vaquillas preñadas mientras que Archie visitó Suecia en 2018, agregando otras 10. Este año se incorporaron 18 más, llevando el total actual de VikingRed a 63 en una manada de 100 cabezas.
"Vemos un ascenso en los componentes cada vez que entra un grupo nuevo", dice Steve, calculando la producción actual de 305 días del rebaño en 8,200 litros con 5.0% de grasa y 3.8% de proteína.

"Son mucho más adecuados para la fabricación de queso que los Holstein y si tuviera un contrato con Arla definitivamente consideraría esta raza", dice. "Cualquiera que tenga Holsteins produciendo 3.9% de grasa y 3.1% de proteína con este tipo de contrato ganaría mucho más si redujera su producción y aumentara sus componentes".

"Hemos aprendido mucho sobre el programa VikingRed, especialmente sobre los efectos ocultos de la endogamia", agrega Frank. “Debido a la estructura de VikingGenetics, que es propiedad de los agricultores y tiene la mayor parte del mercado en Dinamarca, Suecia y Finlandia, existen límites estrictos en el uso de toros, lo cual es clave para controlar la endogamia”, explica. 

"La salud también ha sido un enfoque clave, quizás debido al costo en estos países de llamar a un veterinario", agrega. "Y los costos de mantenimiento también son bajos en comparación con las razas más grandes".

La familia dice que todo esto se ha reflejado en su rebaño, donde la fertilidad, la salud de las patas y pezuñas y el parto han mejorado. Además, los costos veterinarios han ido disminuyendo. 

“La tasa de sacrificio también ha disminuido; de hecho, es un difícil encontrar un animal rojo para sacrificar", dice Steve. Este porcentaje ronda 15%, antes estaba cerca de 25%.

Archie ahora se hace cargo de las decisiones de selección genética y dice que todos los rojos son descendientes de toros VikingRed. "Estamos buscando leche con valores positivos de alta calidad, en una vaca poderosa y de cuerpo profundo con ubres bien adheridas y pezones bien colocados", dice. Han agregado al toro VR Tokyo a los que ahora están usando.
Huella de carbono en la mira

La leche de forraje también ha visto un aumento sustancial: de aproximadamente 2,400 litros con Holstein a casi 4,000 litros en la actualidad. Esto ha sido favorecido por un cambio a un sistema que se basa principalmente en el pasto y el ensilaje de pasto con concentrados en las salas de ordeñe.

"Estamos dejando el alimentador ya que este requiere un tractor y una máquina", dice Steve. "No creemos que los rebaños con altos insumos sean el futuro, como agricultores tenemos que adaptarnos y reducir nuestra huella de carbono.”
"Hemos visto a la vaca Holstein venir y creo que la veremos irse", agrega. "Y los consumidores quieren ver un sistema más natural en lugar de vacas en circunstancias inciertas."

Hoy en día, la granja produce alrededor de 800,000 litros al año, de los cuales 270,000 litros se utilizan para la fabricación de queso y el saldo se vende a Pensworth Dairy con una prima de aproximadamente 3p / litro, lo que ya habla de la calidad de la leche.

Karen dice: "También elaboramos más queso que en el pasado, ya que la producción de queso ha aumentado aproximadamente un 15% usando el mismo volumen de leche desde que cambiamos de raza".
Steve confirma que los VikingReds están satisfaciendo los objetivos familiares de una forma de vida más fácil y feliz.

“Las vacas son más resistentes y se cuidan solas; pacen mejor en cualquier clima y, sin duda, nuestras ganancias han aumentado ", dice.

"Este año, hemos inseminado a todas nuestras vaquillas Holstein con Angus y cuando hayan parido planeamos venderlas e invertir el dinero que ganemos en comprar más VikingRed".

The latest news

Elija el linaje VikingJersey para mejorar la salud y la eficiencia de su rebaño 
Lea más aquí
16.09.2020
Pruebas de agosto de 2020: los mejores toros del NTM
Lea más aquí
24.08.2020
La alimentación ahorrada añade más valor al NTM
Lea más aquí
24.08.2020
Las vacas sostenibles son cruciales para el reconocimiento Rebaño del Año 2020 en Suecia
Lea más aquí
22.08.2020
NewVikings de agosto de 2020 - VikingJersey
Lea más aquí
20.08.2020
NewVikings de agosto de 2020 - VikingRed
Lea más aquí
20.08.2020
NewVikings de agosto de 2020 - VikingHolstein
Lea más aquí
20.08.2020
"Queríamos ser mejores en lugar de ser más grandes, así que cambiamos a una raza diferente"
Lea más aquí
07.08.2020
VikingRed - vacas naturalmente sanas
Lea más aquí
30.07.2020
El semen sexado VikingJersey marca tendencias
Lea más aquí
27.07.2020